¿Por qué proteger las ventanas del sol?

Las ventanas son un punto muy débil en nuestras casas a la hora de protegerlas del sol y de las altas temperaturas.

¿Por qué es importante proteger las ventanas?

Si evitamos que los rayos solares incidan sobre las ventanas, es posible que podamos bajar varios grados de temperatura. Además de hacer que el hogar esté más fresco, también ahorrarás en el consumo de la factura eléctrica.

A la hora de aislar las ventanas, es más efectivo si lo hacemos desde el exterior hacia el interior. Así podremos evitar que los rayos solares incidan directamente sobre los cristales.

Además, el sol no solamente eleva la temperatura, también daña el mobiliario, el suelo, las cortinas, etc.

¿Cómo podemos proteger las ventanas del calor?

Actualmente existen diferentes alternativas para proteger las ventanas del calor. Se pueden utilizar de forma independiente o combinar varios métodos para mejorar su efectividad.

– Shutters Estos elementos nos permiten impedir la entrada de los rayos solares. Además, crean una pequeña cámara de aire entre el vidrio y el shutter, que facilita la regulación de la temperatura.

– Vidrio con control solar. Es una medida moderna que consiste en utilizar vidrios con unas características técnicas que reducen la entrada de los rayos solares, sin alterar la transparencia del vidrio.

Estas son algunas de las medidas, pero la mejor medida es aquella que se pone en práctica desde el diseño del proyecto. Una buena orientación, espacios proporcionados y huecos optimizados, evitarán los rayos solares indeseados.