Tengo este producto en todas las ventanales de mi casa, seis en total, y doy fe y testimonio de que es una excelente protección no solo en las temporadas ciclónicas, sino todo el año, y no solo contra las inclemencias del tiempo, sino también contra la delincuencia y el ruido. Para mí, que duermo siesta, ha resultado también un excelente aliado para recrear la noche en mi habitación a cualquier hora del día (no ruido, no luz, no calor).